“El modelo de gestión público-privado no es válido para los hospitales”

Verret: “El modelo de gestión público-privado no es válido para los hospitales”

El director de último hospital de gestión público-privada que se construyó en Francia aporta soluciones para desbloquear un “contrato blindado”
A las 20.00 horas en la Casa de la Cultura de Gamonal responderá a las dudas de los ciudadanos y aportará su experiencia tras conseguir que un hospital francés vuelva a manos públicas
Verret: “El modelo de gestión público-privado no es válido para los hospitales”Alain Verret expondrá en la Casa de Cultura de Gamonal cómo recuperar la gestión públicadel HUBU. IAC
Alain Verret,  director del Centre Hospitalier Sur-Francilien (CHSF), es una voz autorizada para hablar de primera mano sobre lo que implica el modelo de gestión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), puesto que él dirigió en el CHSF la recta final de su construcción y se negó a recibirlo, bajo las grandes deficiencias y el enorme sobre coste que acumuló. Verret denunció esta situación y no fue escuchado por el sistema público de salud francés por lo que dimitió. También denunció su sucesor este modelo de partenariado público-privado (ppp), como ellos lo conocen. En 2010, la administración decidió recuperar la gestión pública del CHSF, que este año, cinco ejercicios después, se hará efectiva, ahorrando 700 millones de euros al sistema público.
Este ejemplo, que la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Burgos ha querido presentar a los políticos y a los ciudadanos, con un acto público, se realizará esta tarde a las 20.00 horas en la Casa de la Cultura de Gamonal y en el que Alain Verret contará su experiencia y explicará a los asistentes por qué el sistema público-privado no es aplicable al funcionamiento de un hospital.
La justificación del director del hospital francés tiene claro que un hospital requiere de una gestión que evolucione constantemente, algo que no permite el contrato firmado con Eficanza por un periodo de 30 años. Las modificaciones constantes de un contrato tan complejo “serían carísimas”, advierte Verret. Por ell0, recuperar la gestión plenamente pública del HUBU “siempre generaría ahorro”, ya que según explica el director francés, la empresa adjudicataria subcontrata servicios con otras empresas, multiplicando los gastos de personal que debe controlar el cumplimiento de los contratos firmados.

Una y no más

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Burgos ha organizado su visita. IAC

En el país galo han aprendido de los errores y según explica Alain Verret, “en Francia no se van a volver a contratar hospitales de gestión público-privada”. En España existen tantos ejemplos en los que se ha utilizado esta alianza en Madrid y la Comunidad Valencia. Sin embargo, Alain Verret advierte de las dificultades de superar un contrato “blindado” que impide su rescisión. La salida que expone el ex-director se encuentra en la denuncia, por parte del Sacyl, de todas las irregularidades e incumplimientos del contrato que se adviertan. De esta forma, “la empresa entenderá que en beneficio propio debería dejarlo, porque de continuar, tendría que dar cuenta de todas estas carencias”.
Este paso sólo puede darse con voluntad política y es el equipo de Gobierno de la Junta de Castilla y León quien debe iniciar la recuperación del HUBU a base de exigir que se cumpla cada detalle del contrato, a juicio de Alain, algo que si recuperamos el ejemplo francés, supuso encontrar hasta 7.000 fallos en la obra ejecutada por la concesionaria. La solicitud de compensaciones financieras por parte de la empresa al sistema público de salud hizo que la compañía adjudicataria francesa renunciase a gestionar el hospital.

Interés político

Esta mañana, entre las 10.00 y las 12.45 horas todos los grupos políticos que aspiran a obtener representación en las próximas elecciones municipales se han reunido con Alain Verret para conocer de primera mano si el ejemplo francés puede trasladarse a Burgos. La mayor parte de las candidaturas políticas apuestan por recuperar la gestión pública del HUBU, o cuanto poco auditar la deuda y el sobre coste para evaluar si toda ella es legítima. Alain Verret concluyó su aportación a los políticos locales aseverando que ”ninguna de la promesas realizadas por la empresa adjudicataria francesa se cumplió”.
Fuente: Burgosconecta.es
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entradas. Guarda el enlace permanente.