SEÑORES DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEON A LA VISTA Y CRITERIO DE LOS MILES DE CIUDADANOS QUE RECOGIERON FIRMAS EN CONTRA DEL HOSPITAL PUBLICO PRIVADO (PRIVADO) Y LEYENDO EL ARTÍCULO USTEDES TIENEN UN CONFLICTO DE INTERESES; COMO PUEDEN DEFENDER ALGO QUE NO HARÍAN EN ESTOS MOMENTOS??? ES AHORA CUANDO HAY QUE TOMAR LAS DECISIONES MÁS CONVENIENTES. DECIR UNA COSA Y LA CONTRARIA LES DESDICE TOTALMENTE

La Junta defiende el modelo del HUBU pero no lo elegiría en la actual coyuntura

Ical / Valladolidsábado, 06 de septiembre de 2014
 
La oposición denuncia el «descontento ciudadano» con su funcionamiento y pide el «rescate público» de la concesión. El consejero niega que el centro haya costado «el doble»

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, defendió ayer el modelo público privado del Hospital Universitario de Burgos, que ha permitido contar con un nuevo centro asistencial en cinco años y medio. Precisamente, insistió que otros comunidades como Andalucía, Cantabria o Castilla-La Mancha han tenido que recurrir a este sistema para terminar las obras de complejos hospitalarios iniciados hace más de diez años con inversiones públicas.
Sáez Aguado compareció ante la Comisión de Sanidad de las Cortes a petición del Grupo Socialista para analizar el contrato de construcción, equipamiento y explotación del Hospital de Burgos durante 30 años, que se formalizó en abril de 2006. «Sin el modelo público privado actualmente no habría un nuevo hospital», insistió el consejero, quien añadió que los «presupuestos no son ilimitados» y que en el escenario de crisis habría sido «difícil» ejecutar un proyecto de envergadura con cargo a las cuentas públicas, siguiendo el modelo clásico.
En ese sentido, el titular de Sanidad indicó que el Gobierno de Cantabria ha tenido que recurrir a una concesión para terminar las obras del Hospital de Valdecilla de Santander, como el ejecutivo de Castilla-La Mancha para finalizar el Hospital de Toledo. Más detalles ofreció sobre el Clínico de Granda que la Junta de Andalucía comenzó a construir en 2002 con «gran alegría» y que todavía no ha podido finalizar, a pesar de verse obligada a encomendar los trabajos a una empresa. Lo mismo ocurre -dijo- con el Central de Asturias, en funcionamiento parcial.
Sin embargo, la oposición parlamentaria pidió el «rescate público» del hospital. La procuradora socialista María Fernanda Blanco señaló que el modelo ha sido un «fiasco» y denunció, junto con el portavoz del Grupo Mixto, José María González, el descontento ciudadano con el funcionamiento del centro. Por ello, el PSOE planteó a Sáez Aguado que ponga fin «a la aventura» y recordó que el consejero ha asegurado que ahora la Junta no optaría por el modelo público privado.
Al respecto, el titular de Sanidad explicó que las necesidades del Plan de Infraestructuras Sanitarias han variado y que el escenario financiero es diferente, si bien hizo hincapié en que el Hospital de Burgos se construyó en cinco años y medio, un plazo inferior al de otros centros como el Río Hortega de Valladolid, que se edificó en ocho años y medio en un momento económico «más favorable». También, indicó que el incremento de la inversión ha sido inferior, con un aumento del 31% en el centro burgalés, frente al 77% del vallisoletano.
La procuradora del Grupo Socialista señaló que se trata de un proyecto «complejo», que está obligando a la Junta a presupuestar partidas para hacer frente a gastos de funcionamiento del centro. El consejero recordó que el contrato de concesión tiene un montante de 1.221 millones ya que incluye también la explotación de 14 servicios no asistenciales durante 30 años. Al respecto, González (IU) añadió que el proyecto supondrá un desembolso público de 2.000 millones, una cifra que el Sáez Aguado cuestionó.

Cambios de proyecto

El consejero de Sanidad detalló en su intervención los tres modificados del proyecto, que partía con un presupuesto de 209 millones -162 en obras y 47 en equipamiento- y que se terminó con una inversión de 314 -210 en obras y 103 en equipamiento-. Sáez Aguado indicó que el primero, de 48,6 millones, se debió al incremento de la demanda asistencial en el Área de Salud de Burgos. En concreto, señaló que el estudio de viabilidad del proyecto, elaborado entre 2004 y 2005, preveía un descenso de la población de 15.531 habitantes, mientras se registro un aumento de 23.000 hasta 2009, es decir, los usuarios aumentaron en 38.000.
También, el consejero expuso que aumentaron los ingresos hospitalarios un 13,7%, las consultas externas un 9% y la actividad de las urgencias (14%). Todo ello, obligó -dijo Sáez Aguado- a modificar el proyecto inicial, lo que se tradujo en un incremento de la superficie desde los 135.000 hasta los 175.000 metros cuadrados. El número de camas pasó de 678 a 744; los quirófanos, de 20 a 24; las consultas externas, de 173 a 278; y los ‘box’ de urgencias, de 55 a 67. Además, se dotó de un helipuerto.
El segundo, por importe de 56,1 millones, incluyó otro anterior de 5,7 para hacer frente a la renovación tecnológica. Aguado sostuvo que la Junta podría haberse resignado a instalar los medios disponibles en 2005 siete años después, si embargo incrementó la inversión para que el hospital dispusiera de los últimos avances.

 Fuente Diario de Burgos.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entradas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s