TIENE USTED MUCHA RAZÓN CON LA SALUD PÚBLICA NO SE HACE POLÍTICA PORQUE NO VOTAN DICE; CLARO QUE NO LOS VIRUS Y BACTERIAS MUTAN Y TAMPOCO SE HACE NEGOCIO CON ELLOS NI CON LA SANIDAD PÚBLICA, “””PAGADA CON LOS IMPUESTOS DE TODOS LOS CIUDADANOS”””””

Entrevista

«Con la salud pública no debe hacerse política; los virus y las bacterias no votan»

A. Ramos – H. Jiménez / Burgos – domingo, 20 de julio de 2014

Baudilio Fernández Mardomingo • Delegado Territorial de la Junta

Cuenta atrás. El 9 de noviembre de 2011 tomó posesión como delegado territorial de la Junta en Burgos y afronta ahora los últimos meses de la actual legislatura. Licenciado en Veterinaria, entre otras responsabilidades ha sido jefe del Servicio de Agricultura y Ganadería de Burgos.

Subraya que ser funcionario es «un privilegio, pero no porque tengamos el puesto garantizado, sino porque trabajamos para la gente que vive contigo todos los días». Quizá por eso, y porque reconoce que aprende a diario, deja entrever que le gustaría continuar como delegado territorial en el próximo mandato.

Ésta ha sido una semana complicada por la intoxicación en la residencia de Miranda de Ebro.
En el Ministerio de Sanidad han determinado que fue un accidente tecnológico;no ha sido una mala manipulación por ignorancia o por malas prácticas. La carne guisada, si no te la comes, hay que enfriarla rápidamente porque si no se desarrolla el Clostridium;en este caso no se hizo. Se utilizó a los dos días y a las personas que tenían una determinada dieta, les afectó. El grado de contaminación fue muy pequeño, de forma que la afección fue algo superior al 50% y hubo 28 afectados. Sin embargo, en circunstancias como las de los dos fallecidos, cualquier cosa te lleva a un desenlace trágico.

¿Cómo lo está viviendo?
Las cosas que afectan a las personas son siempre las más delicadas y las que peor se viven. La falta de dinero o el que no salgan los proyectos se puede tolerar, pero cuando hay vidas afectadas se lleva muy mal. Es lamentable.

¿Reconoce cierta lentitud en la comunicación, en la puesta en contacto con los familiares y los trabajadores del centro? Porque hasta el tercer día no se comunicó oficialmente…
Los trabajadores del centro, de la cocina, estaban al tanto porque en el momento en que se detecta este brote se sospecha de una intoxicación alimentaria. Las enfermeras lo sabían también porque están en contacto con los residentes, en su mayoría dependientes, y había 26 afectados [y los dos mayores fallecidos], aunque al que más le duró ocho horas.

¿Hasta qué punto la Administración se considera responsable de este hecho?
Hay un sentido de responsabilidad, no de culpabilidad. Somos responsables de esos residentes que han confiado en nosotros su bienestar y su vida. ¿Culpabilidad? Aquí no se trata de buscar culpables.

¿Qué es lo que hay que hacer?
Pues mejorar los protocolos.

Los trabajadores se han quejado de falta de personal. ¿Comparten su planteamiento?
En absoluto. Hay un principio fundamental en estas cosas y yo lo aprendí cuando fui director general de Producción Agropecuaria;allí era la sanidad animal y ahora la salud pública. Con la salud pública no debe hacerse política; ni los trabajadores ni el alcalde de Miranda, que por cierto tuvo a su madre atendida en esa residencia a cuerpo de rey. A mí las reivindicaciones sindicales me parecen absolutamente legítimas, pero no es el momento. Hay que decir que los ratios de personal se cumplían y, además, no hemos cubierto la plaza hasta ayer o antes de ayer porque no había nadie en la bolsa de empleo. Hemos tenido que tirar de Ecyl y está cubierta. Los virus y las bacterias no votan;ése es el primer principio de la sanidad.

Hablaba antes de mejorar los protocolos. ¿Qué se va a cambiar?
Las cuestiones de salud no pueden responder nunca a una foto fija sino a una película que se vaya desarrollando.

Cambiando de tema y centrándonos en el Hospital Universitario de Burgos, ahora que se han cumplido recientemente dos años desde su apertura, ¿qué balance hace de este periodo?
El hospital es un servicio público. Nuestros datos de satisfacción de los pacientes están por encima del notable, luego el objetivo está cumplido y estamos satisfechos. ¿Hay cosas que mejorar? Naturalmente. Por ejemplo, recientemente hemos mejorado las listas de espera, pero hay que seguir trabajando.

Sin embargo, el consejero reconoció a este periódico hace unas semanas que el modelo público-privado no se elegiría a día de hoy ni tampoco se ha elegido para otros hospitales en la región. ¿Es eso reconocer en cierta medida un error?
No, en absoluto. No sé si es el modelo ideal;ahora probablemente no. Pero en el momento en que estábamos era el ideal -no estábamos en crisis- y el tiempo nos ha dado la razón. Ahora estamos en otro momento y la Hacienda de la Comunidad, las cuentas, pueden soportar la construcción del hospital de Palencia.

Hablando de dinero, la concesionaria del HUBU ha reconocido que no le salen las cuentas e incluso algunos asuntos los ha llevado a los tribunales. ¿Cómo es la relación de la Delegación de la Junta con Eficanza?
Nosotros tenemos un reequilibrio que se pone en marcha cuando las premisas del contrato cambian. Por ejemplo, el hospital tiene más de un 30 por ciento más de superficie de la prevista y el equipamiento es el cien por cien superior al barajado inicialmente. Ypese a los reequilibrios, en algunos asuntos como los incrementos en energía o limpieza nos han llevado a los tribunales y serán estos los que digan quien tiene razón. También hay que decir que las resoluciones pasan antes por nuestro Consejo Consultivo. Por tanto, las relaciones son buenas, pero la burra en la linde.

¿Quedan entonces más de dos décadas de tiras y aflojas?
No, porque reequilibrios habitualmente no tienen por qué replantearse.

¿Es impensable que en el futuro se pueda cambiar el modelo de concesión?
Seguro que cuando acabe la concesión del hospital yo no soy delegado y el consejero de Sanidad tampoco sigue en su puesto. Queda mucho tiempo y no tengo ni idea. Ahora mismo no está en nuestras cuentas.

A día de hoy sigue sin resolverse el acceso mediante transporte público al recinto. ¿Cómo se puede explicar que se tarde tanto tiempo?
Hemos resuelto lo primero que nos planteamos, que es que haya un autobús que llegue hasta allí y haya un parada. ¿Acceso por dentro? ¿En cuántos lo hay? No lo sé.

Es algo que ha planteado el alcalde…
Sí, han planteado tres paradas dentro del recinto. ¿Y son necesarias? Pues no lo sé. Lo estamos trabajando con el alcalde y la concesionaria aunque es verdad que lo tenemos congelado desde hace tres o cuatro meses sin tomar ninguna decisión. Supongo que a lo largo del otoño volveremos a hablar.

El conflicto con los anestesistas pervive. ¿Cómo es posible que les prometieran que iban a cumplirse sus demandas y al final todo quede en agua de borrajas?
Que yo recuerde sus reivindicaciones eran tres. La primera, autoorganización, lo cual no es que se les haya prometido, es que a nosotros nos encantaría que estuvieran autoorganizados porque ahora la consejería está propugnando las unidades de gestión clínica, una forma de que cada uno gestione su propio servicio porque es el que lo conoce. En segundo lugar, cobertura de las plazas. En cuatro o cinco días se cubrieron y no porque estuvieran en conflicto sino porque es muy difícil encontrar anestesistas en España. En tercer lugar, tener un anestesista más de guardia. A este respecto, el gerente del HUBU prometió trasladar esa reivindicación a la consejería y estudiarla. Yme consta que se está estudiando hasta el punto de que alguien de la consejería se va a entrevistar con los anestesistas para ver si se busca algún tipo de arreglo.

También pedían que se citara a los pacientes para las consultas de preanestesia cada 20 minutos…
Eso la verdad es que no lo recuerdo. De todos modos, es que en Burgos existe una cosa curiosa con los anestesistas. Es la única provincia de Castilla y León que tiene dos quirófanos de urgencias;aquí hay dos.

¿Y eso qué implica?
Que tengamos que tener un anestesista más de guardia.

Otro asunto enquistado es la cesión del Hospital General Yagüe. ¿Qué trámite falta y por qué se está retrasando tanto?
A primeros de año lo mandamos a la Dirección de Infraestructuras y creo que falta el entendimiento con la Tesorería General de la Seguridad Social.

Pues parece complicado porque se está dilatando muchísimo en el tiempo.
Sí. Espero que de cara al año que viene esto se solucione.

El Parque Tecnológico ha sufrido su enésimo retraso. ¿Veremos máquinas por fin trabajando antes de que finalice este año?
Hubo errores nuestros importantes y lo reconozco, como hizo el consejero de Economía.

¿También se hubieran dado en el caso de que el proyecto fuese de Valladolid?
En la Junta hay una política industrial exactamente igual para todo el mundo;unos apoyos financieros exactamente iguales. Lo que nos está escociendo es el Parque de Proveedores de Palencia, que no lo diseña la Junta, sino Renault.

¿Pero seguramente en Valladolid no se hubiera consentido este retraso?
Sí, porque son trámites administrativos. Con la declaración de plan regional que teníamos no podríamos haber hecho los accesos. Las obras no se han parado por falta de dinero; podrían haber seguido y hoy estar acabado pero sin accesos.

¿Y cómo es posible eso?
Porque errar es humano. Por tanto, hemos tenido que retrotraernos en tramitación administrativa, que es farragosísima. Yello se produjo en octubre de 2012. Por eso, calculamos que a finales de año puede estar acabada esa tramitación y las máquinas vuelvan a trabajar.

¿Pone la mano en el fuego por ello?
Hablando de tramitaciones administrativas nunca se puede poner la mano en el fuego. Pero de todas formas no me preocupa porque habríamos tenido un magnífico Parque Tecnológico desierto y creo que vamos a llegar justo a tiempo porque parece que estamos en el despegue industrial.

¿El puerto seco de Pancorbo cómo está ahora mismo?
Se está trabajando a su ritmo normal. Creo que tienen que estar acabado en el segundo semestre de 2015.

Parece que el cierre de Garoña al final no será tal. ¿Usted se atrevería a apostar por una cosa o por otra?
Objetivamente y desde el punto de vista técnico, ignorando en mi caso lo que se puede ignorar sobre energía nuclear y riesgos, Garoña puede cumplir. No ahora quizá, habrá que hacer lo que haya que hacer, pero sigo teniendo mucha confianza en la central.

¿Cree que definitivamente la sociedad burgalesa ha aprendido a creer en el proyecto Atapuerca y no menospreciarlo como una cosa de unos pocos científicos?
Estoy seguro de que sí, y los datos con concluyentes. La consejera de Cultura dio a primeros de junio los datos de los cinco primeros meses del año, cuando el Complejo Atapuerca incrementó sus visitas en un 37,5%, y el MEH un 29%. Desde que se ha abierto el Museo los datos de ocupación turística han mejorado, y ese es un fenómeno imparable, y el Museo se ha convertido en algo muy dinámico con las exposiciones temporales y las actividades que se están programando en él.

Si la situación económica mejora y seguimos viendo brotes verdes, ¿existe la posibilidad de dar marcha atrás con el céntimo sanitario?
El céntimo sanitario es para la sanidad, y es una decisión del Gobierno regional y no sé si hay posibilidades o no. El hecho es que nuestra sanidad es muy cara, solo en Burgos tenemos 592 consultorios médicos. Ynuestra educación también es muy cara. Y todo el mundo tiene derecho a ellas y hay que pagarlas de alguna manera.

Hay otras comunidades que también tienen que mantener la sanidad y no tienen el ‘céntimo’, o lo tienen más bajo.
Sí, pero yo puedo dar datos comparativos, sobre todo de asistencia sanitaria, que es lo más caro.

¿Y quién garantiza que lo ingresado vaya realmente a la sanidad?
La consejera de Hacienda, que es la que lo recibe y lo reparte.

Y sin embargo, paradójicamente, acabamos de saber estos días que la recaudación del impuesto de hidrocarburos bajó el primer año del ‘céntimo sanitario’.
Sí, eso es lo que se defiende siempre.

¿Qué utilidad tiene entonces esa medida, además de que perjudica a empresarios de Burgos y lleva a ciudadanos de aquí a repostar en las provincias vecinas?
Pues eso no lo sé. En todo caso, todas las gasolineras no cobran igual, algunas están más baratas que otras, sobre todo en la zona norte. Pero es evidente que algunos ciudadanos repostan fuera.

Hemos conocido recientemente también el nuevo mapa de ordenación del territorio. ¿Qué efectos prácticos tendrá para los ciudadanos?
Lo que hemos visto el otro día es una parte muy pequeña, que son las Áreas Funcionales Estables. Lo importante del nuevo modelo territorial son las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios, que al igual que las Áreas son espacios, no estructuras. Son campos de juego en los que van a confluir todos los servicios que presta la Junta y para este modelo nos hemos basado en los centros de salud, pero además tendrán que confluir la educación, los servicios sociales, agricultura y ganadería, el desarrollo rural… En la mayor parte de los sitios ya están confluyendo aunque hemos visto alguna disfunción. Y lo importante es que en torno a esas unidades se van a crear mancomunidades más fuertes que las que hay ahora, con más competencias y mejor organizadas. Y eso es básico, porque los pueblos en su gran mayoría no son capaces de prestar los servicios que la ley les adjudica, y por eso las mancomunidades son una herramienta muy útil. Los nuevos servicios estarán consensuados en un decreto por PP y PSOE, y la supervivencia de los pueblos y su calidad de vida depende de unas mancomunidades potentes, que presten buenos servicios.

Las mancomunidades ya existen por voluntad propia. ¿Las nuevas serán por imposición?
No, no, en absoluto. Las unidades que hemos propuesto tratan de racionalizar los servicios buscando optimizar los costes. Los alcaldes a veces no pueden ocuparse de todo, sobre todo si son mayores, y hay que buscar quien te preste el servicio. Tendrán que ser empresas, y si se unen los pueblos lo harán mejor y más barato.

En la actualidad nacional siempre se habla de las mismas comunidades. País Vasco, Cataluña, Andalucía o Madrid. De Castilla yLeón se escucha hablar muy poco. ¿Eso es culpa de los políticos, o de quién?
«Nunca de buenos hombres fue Castilla vacía», dice el poema del buen conde. Yo no diría que hay culpas. Eso es que nosotros somos respetuosos con la Constitución que nos dimos a nosotros mismos hace muchos años y que ha sido probablemente el hecho más decisivo de la historia reciente de España en los últimos 300 años. ¿Qué quiero decir con «respetuosos»? Que una de las grandes cuestiones que consagra la Constitución es la solidaridad entre los territorios. Y no se puede decir: «A mí me deben, yo tengo una deuda, yo he puesto más, yo recibo menos…» En el año 78 todos nos sentamos a jugar a las cartas sabiendo a lo que jugábamos cada uno y juntando a gente de muy diversas especies aquello fue enormemente satisfactorio. Tanto que ha servido para sustentar la época de mayor prosperidad de España. No podemos ahora empezar con que queremos un Estado Federal, y que recaude cada uno lo suyo. ¡Podíamos hacer lo mismo en Castilla y León, o en Burgos, o con La Ventilla, o entre los barrios! Esto es una locura.

Pero la realidad es que estas reivindicaciones se plantean, y mientras tanto, ¿nuestra Comunidad Autónoma qué debe hacer? ¿Quedarse callada o sumarse?
El presidente Herrera lo ha dicho en muchas ocasiones y especialmente el último año. Es un claro partidario de mantener la situación actual con solidaridad entre los territorios, nada de veleidades independendistas. Aquí estábamos todos en el mismo sitio y así tenemos que seguir.

¿No se puede cambiar nada de la Constitución?
Sí, probablemente haya que revisar algo pero no en cuanto a romper la solidaridad y las cajas. O los referéndum. ¿Por qué vamos a hacer un referéndum de independencia entre los catalanes y no entre los del resto de España sobre si queremos que los fondos que les adelantan se supriman? Puestos a jugar, hagámoslo todos.

Al margen de los nacionalismos, en otra serie de reivindicaciones tampoco se nos oye. ¿Es que somos menos peleones?
No, hombre, se nos oye. Pero es que las reivindicaciones no hay que hacerlas a voces. En Agricultura por ejemplo reivindicamos cosas, en Sanidad el consejero se las está teniendo tiesas con la vacuna de la varicela, la consejera de Hacienda no deja de recordar que hay que revisar la financiación autonómica. Hace 10 años, por ejemplo, se planteó la transferencia de la Justicia, nosotros pusimos la cuenta encima de la mesa, el Estado dijo «no» y no hemos vuelto a hablar de ellas. Ni negociamos. Sean del PP o sean de lo que sea.

Hablando de justicia ¿Considera cerrado el melón de la capitalidad de Burgos como sede del TSJ, o se volverá a abrir a corto plazo?
Yo creo que no. La Ley de Planta y Demarcación es clara en cuanto a escuchar la voluntad de las comunidades autónomas, y la Junta no piensa mover ficha a este respecto, lo dejará como está y Burgos será la sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla yLeón.

¿Y si la Comunidad no piensa moverlo pero el Gobierno lo impone, al ser él quien tiene las competencias en Justicia?
Si lo quisiera imponer yo creo que no habría dejado ese margen de actuación a las comunidades autónomas. Habría dicho que la sede está en Burgos, en Ávila o en Cantalejo, provincia de Segovia.

¿Y respecto a los partidos judiciales y la posible desaparición de algunos?
Esa justicia es más inmediata y más rápida, y por lo tanto más justa, porque hay menos saturación de la que pueda haber en las capitales. Soy claramente partidario de mantener los partidos judiciales. No sé si todos, porque igual hay que revisar algo. Sedano, por ejemplo, fue en su día partido judicial, y ahora tendría muy pocos asuntos. Pero hay algunos que no pueden desaparecer.

Le ha tocado gestionar la peor legislatura de los últimos años en cuanto a recortes de plantilla. ¿Cuánta gente ha perdido la delegación? ¿Se ha tocado ya techo en esos ajustes, sobre todo en Sanidad y Educación?
No sé exactamente el dato, pero nosotros lo que hemos hecho es no convocar oposiciones y no meter gente nueva. Las jubilaciones no se han repuesto. Pero bien es verdad que la carga de trabajo ha descendido. En Sanidad no ha habido recortes, lo que hemos hecho en Atención Primaria es optimizar, porque no podía ser que hubiera médicos en el ámbito rural con 200 cartillas y otros en la ciudad con 1.200. En Educación había gente que estaba contratada como interina, y eso fluctúa en función de los alumnos, se han recortado a media jornada contratos de jornada entera… Se culpaba de la crisis a que la administración estaba sobrecargada y hemos respondido a eso.

¿Se puede ajustar más?
Seguramente no. Aquí lo que hace falta es mejorar la cuestión de la movilidad. Hay departamentos que tienen mucha carga de trabajo y otros mucha menos. Pero es imposible mover a la gente entre secciones, salvo por concursos.

¿Y por qué no implanta la administración esa movilidad?
Esa es la pregunta del millón. Sería una cuestión de negociación con los sindicatos, para que se admitiera ese equilibrio.

¿Cómo está la tramitación de una marca de garantía para el chacolí burgalés?
La verdad es que no lo sé, creo que la pelota está en su tejado porque tenían que hacer estudios edafológicos, edafoclimáticos, y son muy complejos, duran dos años y medio o tres. Pero bueno, de momento hay una empresa que está haciendo muy buen producto y lo está haciendo muy bien. ¿Hay necesidad de una figura de calidad? Sí, pero menos. Este tipo de marcas con la punta de lanza para romper mercados, pero aquí el ámbito es el que es.

¿Cuál es su posición en torno al fracking? ¿En qué momento de la tramitación estamos?
Los permisos de investigación ya están concedidos y ahora tendrán que pasar por evaluación de impacto ambiental, porque aunque normalmente no se exige para este tipo de investigaciones, nosotros así lo quisimos. Vamos a ser enormemente rigurosos. Pero en torno al fracking hay una falta de información absoluta. Los que están informando cuentan solo cosas muy concretas. La empresa que está promoviendo los permisos de investigación ha realizado ya varios viajes a Polonia a los que han ido alcaldes, agricultores, sindicalistas, medios de comunicación… Y todos los que han vuelto de allí están escandalizados de lo que se está diciendo por aquí. El consejero de Economía dijo bien claro hace poco que no podemos cerrar los ojos a algo que puede ser un progreso. Si se encuentra gas, ya hablaremos, pero de momento por buscarlo… Eso sí, donde no dejaremos ni siquiera investigar es en los espacios naturales como el de las hoces del Rudrón.

¿Qué le gustaría rematar antes de que acabe la legislatura?
Los delegados hacemos pocas cosas, no hacemos obras. Pero me gustaría que los alcaldes se convenzan de que aquí estamos todos juntos, que es un barco común y de que la Junta colabora con todos en la medida de sus posibilidades. Ya que no puedo darles dinero les doy cariño, pero deben entender que quien se lo da es la Junta. Son tiempos nuevos y esta crisis nos ha enseñado muchas cosas, a agudizar la imaginación.

¿Le gustaría repetir otros cuatro años?
El puesto de delegado territorial es muy bonito. Te da oportunidad de conocer muchas vertientes de la administración. ¿Me gustaría seguir, me importaría? Bueno, vamos a ver si los del siguiente gobierno confían en mí. De todas formas, queda mucho tiempo para plantearlo. Yo soy funcionario desde hace más de 35 años y si no sigo siendo delegado nadie me va a echar, porque me quedan 6 para los 65. Lo que sí que me gustaría es que me subieran el sueldo, miren…

¿Ve a Herrera con ganas de continuar?
No tengo ni idea, no me atrevería a decir nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entradas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s