SEÑOR CONSEJERO, VALORARON USTEDES LO QUE IVA A SUPONER ESTE TIPO DE GESTIÓN CUANDO HICIERON EL HOSPITAL?????; ES LAMENTABLE QUE DIGA USTED QUE AHORA NO ES REALISTA PLANTEARSE EL RESCATE TOTAL; EL PROBLEMA ES QUE USTEDES HAN DEJADO DE ESTAR EN LA REALIDAD SOCIAL Y CIUDADAN HACE MUCHO TIEMPO. DICE QUE SE PUEDE HACER PERO NO QUIEREN PARECE SER Y DECIR……PENOSO

Antonio María Sáez Aguado

«De construirse ahora el hospital es probable que no se optara por el actual modelo de gestión»

G.G.U.-A.R. / Valladoliddomingo, 29 de junio de 2014

 Imagen

 
 
 
Perfil. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid en 1980, es especialista Universitario en Dirección de Hospitales y funcionario del Cuerpo Facultativo Superior de la Junta de Castilla y León. El 27 de junio de 2011 fue nombrado consejero de Sanidad.
 
Antonio María Sáez Aguado asegura que el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) no llega a quitarle el sueño, pero reconoce que sí le obliga a dedicarle más tiempo porque su gestión no depende solo de la Junta, como ocurre en el resto de provincias de la región, sino que exige velar por el cumplimiento de un contrato «complejo» con una empresa concesionaria. Ese modelo de gestión ha sido muy cuestionado desde el principio por muchos profesionales y ciudadanos -recientemente hubo una masiva manifestación- y él niega que vaya a cambiarse. Además, responde a otros asuntos relacionados con el HUBU y el ámbito sanitario en su conjunto. 
 
¿Qué lectura hace de la manifestación que hace poco más de diez días secundaron más de 10.000 personas en Burgos para exigir que la Junta asuma la gestión y la explotación del HUBU? ¿Cómo lo interpreta?
Primero, con respeto hacia la gente que se ha manifestado. Tal vez hubo una amalgama de reivindicaciones, porque aunque estaba centrado en eso que se ha llamado rescatar el hospital, también se hablaba de sanidad pública, privatización, temas de Primaria… También creo que obedece a los tiempos, en los que cualquier iniciativa se lee en clave de riesgo vinculado a recortes y peligro. Me da la impresión de que no hemos explicado bien algunas cuestiones.
¿En qué cree que ha fallado la comunicación?
Seguramente se ha explicado más por quienes son contrarios a este modelo de hospital que por nosotros mismos. Hay varias claves: todavía late un poco la idea de que es un hospital privado, se llegó a hablar de que los pacientes iban a tener que pagar por ser atendidos. Los ciudadanos ya han comprobado que eso no tiene que ver con la realidad y ahora se habla de que tiene unos costes excesivos.
¿Comparte esa idea de que los costes son excesivos?
Creo que no. El modelo tenía la ventaja fundamental de que, si no se optaba por esa vía, hoy no teníamos hospital nuevo en Burgos. Otros hospitales que se empezaron a construir o a proyectar al mismo tiempo que el de Burgos hoy no están funcionando. El Central de Asturias, que se empezó antes y todavía no ha hospitalizado a un solo paciente; en el de Valdecilla y Granada se ha acabado optando por colaboración público privada para acabar obras o/y equipamiento… Hace poco estuve en una reunión en Toledo y sus colegas periodistas me preguntaban qué me parecía que el Gobierno de Castilla La Mancha estuviera pensando en este modelo para terminar el hospital. Pues no sé, porque no lo conozco, pero sin esa fórmula nos hubiera sorprendido la crisis y aportar más de 300 millones en pocos años hubiera sido imposible para la Consejería.
Uno de los argumentos de crítica más habituales es que el HUBU empeña a los burgaleses durante mucho tiempo y cada uno da unas cifras distintas. ¿Podría aclarar cuánto les va a costar y durante cuánto tiempo?
El coste del hospital cambia a lo largo del tiempo. A fecha de hoy, el HUBU le cuesta a la Consejería una media de 46 millones de euros al año de canon durante los 26 años de concesión. Cosa distinta es que la anualidad este año sea de 71 millones. Esto se debe a que en los primeros años había que retribuir la inversión inicial y el aumento de coste que tuvo [105 millones]. Entonces, la evolución puede suponer que el canon medio anual sea un poco mayor o menor porque depende de diversos factores establecidos en el contrato y de la actividad que tenga el HUBU. La gente se piensa que el canon es un dinero que se embolsa la empresa y que tiene muchos beneficios, pero el canon retribuye dos cosas: la inversión inicial, los 314 millones que puso la concesionaria y que supone una parte fija durante toda la concesión; pero también incluye los servicios que presta la concesionaria como son la limpieza, la seguridad, la cocina, mantenimiento… Se dice que es un canon carísimo, pero la Junta no ha puesto un euro en la inversión. Y en el General Yagüe también pagábamos los servicios. También se dice que la concesionaria tiene garantizada una rentabilidad y, sin embargo, en sus cuentas declara dos años seguidos de pérdidas. Luego no tendrá garantizada la rentabilidad.
Sí, pero el objetivo de toda empresa es obtener un beneficio y se supone que aquí también. Pueden contar con pérdidas durante dos, tres o cinco años y haber calculado que los ingresos llegarán a partir del sexto. Si no, no participarían del negocio.
Parece razonable, pero ocurre con este y otros modelos. En todos los hospitales hay empresas que nos prestan servicios. Y en la Ley de Contratos hay beneficios industriales del 12% y eso hay que garantizárselo a una empresa constructora, por ejemplo, cuando hacemos un centro de salud o el Hospital Río Hortega, que se hizo con la fórmula tradicional. Y cuando una empresa presta el servicio de limpieza, en los cálculos del coste que supone para nosotros se incluye algún beneficio para la firma. Este es el mundo real. Pero tampoco hay un beneficio asegurado.
¿Se ha planteado la Junta dar marcha atrás en ese modelo de gestión?
Nosotros hemos dado vueltas a todas las posibilidades, pero ahora no es la realista.
¿No está sobre la mesa?
No. Por parte de la Junta no. 
¿Adoptaría la Junta este modelo para otro hospital de la región?
El viernes presentamos cómo va a ser el nuevo hospital de Palencia y no hemos optado por este modelo. Entonces, mucha gente dice: ¿Y si es tan bueno porque no lo aplican en Palencia? Pues porque en este momento tendría unos costes demasiado elevados. Los costes financieros serían muy elevados y la Ley de Contratos obliga a retribuirlos, por lo que sería demasiado costoso y hemos optado por el modelo tradicional. En el momento en el que se hizo esto el acceso al crédito eran mucho más ventajosas.
O sea, que si se construyera hoy el de Burgos, ¿tampoco se haría así?
Pues es posible que no por esas circunstancias. Al final, tienes que calcular qué impacto va a tener para la Consejería un modelo u otro.
Decía que por ahora no se plantean el dar marcha atrás, pero cabría esa posibilidad más adelante, a medio plazo?
Posibilidad claro que existe, porque en el contrato se establecen posibilidades de rescisión o recuperación de la concesión. Pero, en principio, no le hemos dado esa vuelta. A quienes lo proponen, yo les preguntaría si han valorado el impacto que supone.
¿Cuánto costaría hacerlo?
Si rescindiéramos el contrato tendríamos que retribuir la inversión que ha hecho la concesionaria, 314 millones de euros, descontando lo que ya hemos pagado durante estos dos años en la parte correspondiente del canon. Hablar hoy de disponer de más de 200 millones de golpe es complicado para cualquier Administración. En segundo lugar, habría que recuperar los servicios contratados y, tercero, soportar la litigiosidad de la concesionaria y la indemnización. Entonces, no sé si se han valorado estas cuestiones.
¿Qué cambiaría en la atención sanitaria en Burgos si la Junta asumiera el 100%?
Creo que muy poco porque supondría que nosotros seríamos titulares del edificio y del equipamiento. En el resto de cuestiones no cambiaría porque ya dependen de la Consejería: si tienen más o menos personal, si se hacen más intervenciones quirúrgicas o si se hace otro centro de salud o no. Es que se ha alimentado la idea de que la concesionaria decide cómo funciona el hospital.
En cierto modo sí. En la ciudad se oyen comentarios que no existían con respecto al Yagüe.
Que una empresa limpiara el Yagüe, tuviera la seguridad o preparara el catering no quería decir que decidiera sobre lo que se hacía en el hospital. Al contrario. Y hay una cuestión muy clara: la concesionaria actuó en base a un encargo de la Junta, que le dijo que quería cuatro quirófanos más y veinte puestos más de hospital de día o 95 consultas más.
Hace unos días se hizo público que la concesionaria ha ido a los tribunales por el gasto en electricidad, el incremento de coste del equipamiento y las tarjetas. ¿Qué puede hacer la consejería ante estos tres frentes?
Algunos los informa el Consejo Consultivo y en dos de ellos ya nos ha dado la razón. El número de tarjetas sanitarias es uno de los factores que modulan la tarifa y lo que interpreta la concesionaria es que deben ser menos y nosotros, que son las que hay. Punto. Pero esto ocurre con cualquier convenio contractual con una empresa.
Sí, pero que en dos años ya se haya llegado al Juzgado no es el mejor comienzo. 
A nosotros no nos ha gustado, pero ahí la iniciativa la ha tomado la concesionaria y serían ellos quienes tendrían que explicarlo.
Las relaciones entre ambas partes son tensas?
No, yo no diría eso. Cuando me he reunido con representantes de la concesionaria hemos podido tener discrepancias en la interpretación de algunas cosas. El pasado verano, por ejemplo, hubo bastante discusión sobre el reequilibrio; las pretensiones de la concesionaria eran mayores y nosotros dijimos que el contrato es el que es. Con la electricidad apela a que los gastos son mucho mayores que lo que nosotros cubrimos, pero en el contrato están las reglas. Ustedes hicieron una oferta, ahora tendrán que atenerse.
Decía al comienzo que ha habido cosas que la Junta no ha explicado bien. ¿Qué van a hacer para enmendar lo que ha fallado hasta ahora?
Ser más proactivos. Queremos tener más presencia con los profesionales del hospital, para que perciban que este modelo tiene muchas ventajas. Explicar más las cosas y, sobre todo, eliminar algunos fantasmas que laten en este tema. La gente cree que la concesionaria está compinchada con nosotros y sacándonos el dinero; hasta hace diez días no habíamos dicho nada de los tres contenciosos, y creo yo que si nos recurren las cosas, por algo será. Y solo el hecho de que la concesionaria plantee sus 14 millones de pérdidas pone de manifiesto que no hay ninguna garantía. Y hay quien ha interpretado que una cláusula interna de rentabilidad, que es una cuestión muy técnica, significa que el 7% va al bolso de la concesionaria y yo insisto: en dos años, 14 millones de pérdidas. Eso pone en sus cuentas.
Algunos colectivos criticaron falta de transparencia con respecto al hospital. ¿Qué les diría?
Un día tuve que medio reñir a la oposición en el Parlamento, porque me decían eso mismo. La licitación del nuevo hospital se publicó, la adjudicación también fue pública y lo mismo que los cambios que ha habido en los reequilibrios: se traslada al Consejo Consultivo y los dictámenes creo que están colgados en la página. Y cuando se ha pedido esa información por escrito en las Cortes, se ha facilitado.
¿Y a nivel informativo?
Esa idea late también, sí, pero creo que no es real. Que no hayamos informado bien, tal vez. Pero que haya habido falta de transparencia u ocultación, no lo puedo comprender. Ya digo que puede que hayan sido más activos quienes critican el modelo, y por eso es fácil enredar argumentos. Por ejemplo, se dice que cómo es posible que con un hospital nuevo mandemos cada vez más gente a la privada. Y eso no es cierto.
Pero sí es cierto que el año pasado el Bocyl publicó la aprobación de casi un millón de euros para conciertos con Navarra y Recoletas. Y eso es algo difícil de entender.
Por eso digo que, igual no informamos bien. Siendo eso cierto y si excluimos el gasto en transporte sanitario, el gasto en conciertos en Burgos se ha reducido en un 25% desde que funciona el nuevo hospital. El año pasado hicimos un plan de lista de espera y concierto, sí, pero los datos relativos a hospitalización, intervenciones y pruebas se han reducido el 25%. Cuatro millones y pico de euros que se ha asumido con los recursos del HUBU.
La intención de la gerencia del hospital de Burgos era normalizar la lista de espera con recursos propios este año. ¿Será posible o hay algún concierto previsto a corto plazo?
Ahora mismo no. Vamos a ver cómo cerramos las listas este trimestre. A nivel autonómico, se están reconduciendo, porque se han reducido en un 22%. Casi 9.000 pacientes menos y pasamos de 111 a 84 días de demora media. Y el 92% de los pacientes con prioridad uno, los más graves, se intervinieron en menos de 30 días. Ese es el compromiso. Si no es tan grave, hay otros tiempos.
Pero en el caso de Burgos, entre el traslado y algunas anomalías del servicio de anestesistas han provocado que, a pesar de que todos los esfuerzos se hayan focalizado en la reducción de listas, sigan manteniéndose en 5.000 personas. ¿Qué puede aportar la Consejería para que se baje?
La receta es la misma. Esto no se resuelve con un plan de impacto, porque las listas de espera son estructurales. Y son los que conviene atacar. Tal vez reactivemos algún concierto y ayudará, pero tenemos que reducir las suspensiones de intervenciones, tenemos que reducir el tiempo dedicado a la intervención quirúrgica… En los tiempos quirúrgicos hay margen. Y también hay un problema de indicaciones, que es más complicado y solo pueden resolver los profesionales. ¿Por qué? Porque en algunas patologías de las más frecuentes las indicaciones llegan a multiplicarse por tres entre un hospital y otro. Es decir, en el A tienen una tasa de indicación de cataratas y en el B es mucho mayor. Si las poblaciones son similares, hay un problema de criterio profesional de indicación. Hemos apelado a las sociedades científicas y hemos creado comisiones quirúrgicas en todos los hospitales porque alguien está haciendo de más y alguien de menos.
Comentaba que una de las medidas va a ser tener más visibilidad entre los profesionales. ¿Tiene previsto reunirse con los anestesistas, que es una de sus reivindicaciones?
No sé si me reuniré yo, el gerente regional o el director general, pero sí. Esta mañana [por el jueves] hemos hablado del planteamiento que han hecho, para ver hasta donde se puede llegar. Normalmente, estos debates los analizamos en el contexto autonómico y si bien en algunas cuestiones tienen parte de razón, hay otras en las que no tanto. Por ejemplo, el  HUBU tiene dos quirófanos de urgencias y, por lo tanto, necesitan dos anestesistas, un tercero para los partos y se reclama un cuarto porque los tres primeros están ocupados. Pero los dos hospitales grandes de Valladolid tienen un quirófano de urgencia, con posibilidad de habilitar un segundo si se necesitara. Estas son las cuestiones que tenemos que ver en el funcionamiento global y ver si podemos llegar a un acuerdo.
¿En qué reivindicaciones sería más factible llegar a acuerdo?
La que más peso tiene es esa, la de una cuarta guardia. Hay otras que ya están pactadas. Pero en esa es en la que hay mayor diferencia. El hospital de Salamanca sí tiene cuatro, pero porque tiene dos edificios y dos bloques quirúrgicos y hacen trasplantes… Es inevitable. Pero eso es lo que queremos discutir y ver qué oportunidades de mejora tiene el servicio en el HUBU.
Con la llegada del verano se critica la escasez de suplencias. ¿Hasta cuándo va a mantenerse esta política restrictiva en materia de personal?
Tenemos una política de sustituciones amplia, pero han ocurrido dos cosas. Por un lado, el aumento de la jornada laboral de los funcionarios de 35 a 37,5 horas, lo que ha conllevado una reducción en el número de sustituciones. Por otro, y respecto a Atención Primaria, tenemos la mejor tasa de médicos y enfermeras de toda España y, especialmente en las zonas rurales, pactamos con los sindicatos no pagar las acumulaciones como se hacía antes y optimizar los recursos. Además, en la región tenemos 574 médicos de área, que son los antiguos refuerzos, médicos de Primaria interinos que refuerzan distintos equipos, cuyo trabajo provoca también que haya menos sustitutos.
¿Se ha tocado fondo en cuanto a recortes de plantilla o se prevé algún despido a corto plazo?
No, en Primaria ya está hecha esa reestructuración. 
¿Yen el hospital?
Globalmente no, habrá algún retoque. Pero sabemos que hay especialidades en las que hay algún pequeño exceso y en otras un pequeño defecto. Por eso, aprovechamos el Plan de Jubilaciones para ajustarlo en ese sentido. 
Y en verano, ¿cuántas camas se van a cerrar?
No se cierra ninguna. Permítanme que lo diga a la inversa:¿Cuántas camas se cierran en el año natural o no se utilizan?En la última década, la ocupación media de los hospitales de Castilla y León es del 75 por ciento. Eso quiere decir que en 2013 el 25 por ciento de las camas no se ocuparon. ¿Por qué?Porque no se necesitaron, de ahí que se puedan ahorrar ciertos gastos de mantenimiento y de personal. En todo caso, los pacientes, tienen garantizado que si necesitan una cama, la van a ocupar. Por tanto, me parece un debate absurdo. ¿Sería razonable que estuvieran abiertas el cien por cien de las camas sabiendo que se van a utilizar, por ejemplo, 60?Creo que eso es lo que me deberían criticar. 
El presidente del Colegio de Médicos, Joaquín Fernández de Valderrama, lamentó en una reciente entrevista a este periódico que la precariedad laboral, las condiciones de los contratos, están provocando un éxodo de facultativos. ¿Es imposible ofrecer mejores condiciones para lograr retener a esos profesionales? ¿Cuándo acabarán los contratos de un día en Atención Primaria?
En Primaria es mucho menos frecuente ahora que antes precisamente por la figura de los médicos de área, con los que quisimos hacer contratos más estables. Otra cosa es si tenemos que discutir que los médicos de área sean más. En Primaria, otro problema es que hemos formado a demasiados médicos de familia;Castilla y León es una comunidad muy buena en formación de estos profesionales y este año, y ha estado de acuerdo la Comisión Nacional de la Especialidad, hemos reducido la oferta de plazas de formación para equilibrarla. Además, el jueves aprobamos en las Cortes -aunque tiene que dar su aprobación el Gobierno-  empezar a estudiar las ofertas públicas de empleo para sanitarios y si pudiéramos las tendríamos operativas para el año que viene. Por tanto, sí que queremos dar esa estabilidad. El problema también es que tampoco podemos captar muchos más médicos en Primaria porque tenemos muchos.
¿Yenfermeras, porque también muchas se ven obligadas a irse fuera de España a trabajar?
En Enfermería todavía es más acusado el problema. Ahí hay que equilibrar las dos cosas;es decir, Sacyl no puede ser centro de empleo. En este caso, el problema es que hay demasiadas escuelas y el sistema no tiene capacidad de absorberlas. 
 Cambiando de tema, el presidente del Colegio de Médicos propuso hace unos meses multar a quienes hagan un mal uso del servicio de Urgencias. ¿Es  partidario de esta propuesta?
No soy muy partidario porque ese método tal vez no iba a discriminar adecuadamente y seguramente penalizaría a quienes tienen la necesidad de recurrir a Urgencias. No obstante, el debate me parece interesante.
¿Ycómo cree que podría frenarse ese abuso?
Es algo que requiere mucha concienciación y no hay mecanismos administrativos para corregirlos, aunque sabemos que hay hiperfrecuentadores de Urgencias.
Fernández de Valderrama sostiene que se ha reducido mucho más en facultativos que en administrativos. ¿Para cuándo la gerencia única:Primaria, Especializada y Hospital?
Lo hemos iniciado ya, pero en los sitios donde más seguridad nos da por ser más pequeños: Soria, Zamora, Segovia,Valladolid Oeste y desde la próxima semana, en Ávila. El problema de Burgos, Valladolid, Salamanca y León es que sus dimensiones son más complicadas. Yespecialmente en Burgos tenemos que hacer un doble proceso:integración Primaria, Especializada y progresiva integración de Aranda, Miranda y Burgos. 
¿Ypor dónde se va a empezar?
En la integración Primaria y Especializada lo importante es avanzar en aspectos clínicos, los administrativos también hay que hacerlos, pero lo importante es que en el proceso no haya discontinuidad. Yes lento. 
Otro tema del que se habla cada vez más es la Gestión Clínica. El TSJ ha obligado a replantear la fórmula implantada, ¿qué cambios va a introducir la consejería para seguir adelante?
El TSJ confirma que la gestión clínica forma parte de nuestra regulación y señala que esos programas piloto de Valladolid y Zamora son adecuados y no modifican las condiciones laborales y retributivas, que era la pretensión de CCOO. Lo que dice después es que con esos proyectos piloto se modifican, o bien las funciones, o bien algunos puestos de trabajo       -director de la Unidad de Gestión Clínica o coordinador- y que eso debe ser objeto de negociación en la mesa con los sindicatos. Nosotros lo habíamos llevado a efectos informativos, pero habrá que llevarlo a negociación sindical.
Usted ya dijo que no compartía la decisión del Gobierno de retirar la vacuna de la varicela de las farmacias, de forma que sólo se suministra ahora en Navarra, Ceuta y Melilla. ¿Cabe la marcha atrás de Sanidad en este asunto?
Va a ser que no… Lo que nosotros hemos puesto de manifiesto es que cuando el resultado es la confusión de los padres, algo hay que cambiar. Si a los padres el pediatra les recomienda vacunarse a una edad muy temprana y las autoridades les decimos que a una edad más tardía, algo estamos haciendo inadecuadamente. Ymáxime cuando se van a otros sitios a comprarla. El Ministerio parte de razón tiene porquecuando se aprobó que se vacunara a los 12 años se hizo con un criterio epidemiológico, que tiene que ver con la salud pública. 
Cambiando de tema y para finalizar… Como persona cercana al presidente Herrera, ¿lo ve con fuerza y ganas de presentarse de nuevo como candidato del PP para presidir la Junta?
No soy objetivo en esto porque primero soy herreriano en el sentido de las políticas de Herrera y su apuesta por las políticas sociales. Pero además soy herrerista en el sentido personal. Hay que dejarle que decida, aunque sería una pena sin ninguna duda si se va porque da muchas garantías su labor en el Gobierno..
¿Pero cree que se va a inclinar más por el sí o por el no?
Se lo preguntaré…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entradas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s